Conversando con un forista.

Hozcubadollar

 

Un comentario de nuestro amigo Vedrán amerita una amplia respuesta, que tras pensarlo un poco termina convertida en un post. En lo que transitamos del trabajo de edición de mi diario a la vuelta al blog, nos parece buena idea irnos poniendo en sintonía con esta entrada.

Pronto comenzaremos a postear fragmentos del diario original, que tienen la ventaja de no haber sido editados para el libro. Este último ha requerido de un fuerte trabajo de edición dada la kilométrica extensión del diario original, pero en el resultado final se logra que no se pierda información ni esencia.

Por lo pronto, aquí va nuestra respuesta al comentario del amigo Vedrán.

 

A ver si me voy reincorporando al blog paulatinamente. Nunca pensé que publicar un libro absorbiera tanto. Comienzo por los comentarios más viejos.

No he tenido oportunidad de leer el artículo a que haces referencia, por lo que no puedo comentar sobre su contenido. En cuanto a Trotsky, era una persona como todas, se equivocaba en algunas cosas y acertaba en otras. No creo que tuviera tiempo de profundizar en los asuntos concretos de la economía socialista habiendo dirigido fundamentalmente durante la etapa del comunismo de guerra  y luego parte de la NEP, durante un periodo históricamente muy breve. Luego, desgraciadamente, se consumió en la IV Internacional y en su lucha contra dos enemigos descomunales: El imperialismo por un lado –y su manifestación más mórbida: el fascismo- y el estalinismo por el otro.

Yo creo que obviamos elementos esenciales cuando criticamos a los pensadores de la economía socialista:

1- Es la primera vez en la historia humana que el hombre trata de que los asuntos económicos se rijan por la razón.

2- Lo hacemos en medio de reglas irracionales, establecidas por la práctica de siglos de historia.

3- Esas reglas fueron  establecidas por el capital, que condiciona cada aspecto de nuestras vidas.

4- El capital es un ente impersonal, como Dios omnipresente, omnisciente e intangible. Su iglesia es el mercado, y nos impone sus dogmas, perpetuos, irrebatibles e infalibles,  a través de todos los sentidos y con el auxilio de su control sobre los medios. No sólo condiciona nuestras vidas, sino la forma en que las interpretamos.

5- La mayoría de las veces ni siquiera nos percatamos de que, o como, nos está manipulando el capital. Nos creemos libres cuando en realidad cada decisión que “tomamos” está limitada por las relaciones sociales establecidas por él.

6- El capital no enfrenta los condicionamientos éticos que enfrenta quien quiere construir el socialismo. Emplea gran parte de sí en sembrar ignorancia, aislamiento, miedos, guerras y muerte. Todo para protegerse de la razón y la conciencia humanas. El socialismo no puede darse el lujo de ser construido sobre esas herramientas (¡a Marx gracias! :) ).

Es necesario tener en cuenta todo eso para entender el reto que enfrentan los teóricos del socialismo, así como el proceso de construirlo. Será un proceso de siglos, y nos sobrevivirá con mucho a nosotros.

Resulta mucho más fácil administrar el capital que construir el socialismo: Yo defiendo mi cuota de capitales, tú defiendes la tuya, él defiende la suya, nosotros defendemos…, vosotros defendéis…y cada cual a como le vaya. No es lo mismo revertir esas reglas para empeñarse a construir un mundo de justicia, donde la riqueza se distribuya según las necesidades y el aporte de las personas, en lugar del sálvese el que tenga que promueve el capitalismo. Algunos argumentan que resulta imposible, muchos porque se benefician con el capitalismo. Otros porque les alcanza la muerte pensando, ingenuamente, que algún día estarán entre los primeros.

No se puede decir que la construcción del socialismo está aislada de los problemas externos. La Unión Soviética vivió bajo cerco toda su vida desde la Guerra Civil, pasando por la agresión fascista y luego la Guerra Fría. Cuba no ha podido vivir libre de agresiones en casi 60 años. La América Latina ha vivido bajo el látigo de Washington, ya sea cuando intenta construir una socialdemocracia un poco liberal, cuando aspira a una ligera reforma agraria o cuando ensaya una variante autóctona de socialismo. Negar eso es imposible. Hoy nosotros enfrentamos la disyuntiva de cómo lidiar con el capital para desarrollar la economía y construir el socialismo. Sería absurdo pensar que podamos desarrollarnos encerrándonos en una concha, aislándonos del mundo y descansando sólo en la democracia socialista, por muy profunda y plena que fuera.

Asunto de otro pelaje y mucho más pertinente es el referido a lo que llamas “la entrega del poder después de las revoluciones a las fuerzas civiles (pueblo)”. Ahí sí coincido contigo en que se decide la irreversibilidad del socialismo. Gran parte de la lucha de Trotsky contra la burocracia soviética estuvo dirigida a lograr romper ese nudo gordiano. Es un asunto que enfrenta todo intento de construir el socialismo. Cómo hacerlo. A qué ritmo. Cómo profundizar y extender el proceso sin que se salga de control y por los resquicios se filtre la reacción para restaurar el capitalismo. Es un proceso que enfrenta al mismo tiempo la resistencia burocrática interna, ya sea por hábitos o excesivo sentido de precaución en algunos como por conveniencia e intereses en otros; y la amenaza real de las fuerzas, externas e internas, empeñadas en revertir la construcción del socialismo. Apurarlo lleva a la desintegración y la restauración del capitalismo. Demorarlo lleva a la apatía de la gente, a su desentendimiento y despolitización. Ambos extremos llevan al fin de la experiencia socialista.

Al final, todo intento de construcción del socialismo, sin excluir el cubano, enfrentará la disyuntiva de desarrollar ese proceso para que el socialismo eche las raíces en cada estamento de la sociedad y se haga irreversible. Tú planteas algunos elementos relativos a la transición de la dictadura del proletariado hacia el manejo del país por los trabajadores que me parecen interesantes, y que deberán de ser abordados por cualquier sociedad que quiera hacer del socialismo un sistema sólido.

En cuanto a la frase de Fidel referida al modelo cubano creo que ha sido muy manipulada por quienes se oponen a la construcción del socialismo en Cuba. Yo nunca la vi tan complicada: Tú no puedes aplicar un modelo que funcionó en un mundo bipolar, donde había un campo socialista que respaldaba nuestras estrategias económicas y sociales, a un mundo unipolar en que te quedaste prácticamente sólo construyendo el socialismo. Ese modelo viejo resolvió graves problemas sociales en un tiempo muy corto, y sentó las bases para que en Cuba hubiera una población preparada para asumir el mundo de hoy; pero ese mundo requiere de otro modelo, sin que nos apartemos del propósito de construir el socialismo.

Yo creo que la frase ejemplifica la capacidad de autoanálisis de nuestra sociedad, más allá de todas sus limitaciones y defectos. A mí me gustaría un día ver a un político norteamericano decir: “Bueno, creo que este modelo basado en un estado de guerra constante, que resulta en la muerte de millones de seres humanos inocentes en el mundo, que no puede sostenerse sin intervenir en todo el planeta y agredir a los seres humanos y al medio ambiente, no funciona”. Desgraciadamente vivimos en un mundo en que esto parece de lo más aceptable, natural y la ley de la vida, y nadie se cuestiona tal modelo.

Yo creo que se debería de dar el crédito al Partido y a la sociedad cubanas por aceptar que el modelo se venció, promover un debate público al respecto y diseñar un nuevo modelo. Generalmente las sociedades son bastante reacias a cambiar, y la inercia es mucho más aguda aplicada a los modelos sociales que a los cuerpos en movimiento.

Saludos.

48 comentarios sobre “Conversando con un forista.”

  1. yo iba a comentar algo pero luego de leer esto:

    “Yo creo que se debería de dar el crédito al Partido y a la sociedad cubanas por aceptar que el modelo se venció, promover un debate público al respecto y diseñar un nuevo modelo. Generalmente las sociedades son bastante reacias a cambiar, y la inercia es mucho más aguda aplicada a los modelos sociales que a los cuerpos en movimiento.”

    resumistes lo que iba a decir…..100% de acuerdo contigo, ademas me gustaria incluir que todas las personas PERO TODAS, incluso las que no estan de acuerdo con el socialismo, o con el gobierno Cubano, tienen algo que aportar de una forma u otra, solamente hay que saber como trabajar junto con estas personas, mientras se incluyan a estos ciudadanos, yo creo que se alcanzaran todas las metas, mientras siga el dime que te dire y el “abajo la gusanera”, no se, como que seguiremos en los 80

    1. También de acuerdo. El socialismo lo tenemos que construir todos -o, vaya, casi todos- y como bien dices: “me gustaria incluir que todas las personas PERO TODAS, incluso las que no están de acuerdo con el socialismo, o con el gobierno Cubano, tienen algo que aportar de una forma u otra, solamente hay que saber como trabajar junto con estas personas, mientras se incluyan a estos ciudadanos, yo creo que se alcanzaran todas las metas”.

      1. y si el numero de personas que no esta de acuerdo en construir el socialismo es mayor. estarias de acuerdo en que no se siguiera construyendo y se intentase otra cosa?

      2. ¿Por qué el “o, vaya, casi todos”? ¿Quienes serían los excluibles, René? En la construcción del socialismo se le está dando participación, de una forma directa o indirecta, a todos los capitalistas que se han enriquecido en las formas más groseras, entre ellos el más ladrón de todos por cuanto es el capitalista que amasa la mayor fortuna: el mexicano Carlos Slim Helú; un delincuente de corbata amigo de nuestros dirigentes y que sin duda alguna se lo quitariamo todo y va y hasta lo ajusticiaríamos si tuviéramos la oportunidad de hacer una revolución en Mexico al estilo de la cubana en 1959, país que precisa de ella tanto o más que lo que precisábamos nosotros de una revolución en el mismo año.
        ¿A quienes excluiríamos de la construcción del socialismo en Cuba? ¿Excluiríamos a la FNCA por reaccionaria? ¿Excluiríamos a Carlos Alberto Montaner por haber sido un “esbirro” de Batista y por ser un agente de la CIA? ¿Acaso no hay nada que se pueda aprovechar de “el pensar” de ellos que nos sirviera para la construcción del socialismo en Cuba? De lo poco que he leído de lo escrito por Montaner tengo buenas razones para pensar que él es homosexual. ¿Acaso nosotros no estamos necesitando de intelectuales capaces de cambiarnos nuestras “atrasadas” formas sociales de ver con prejuicios a las personas con diferencias en sus preferencias sexuales? ¿Acaso no necesitamos de personas que nos ayuden a superar nuestra homofobia? ¿Que hay si Montaner aceptara dirigir una revista o programa televisivo en el que tratara exclusivamente el asunto de la homofobia entre los cubanos, independientemente de que tuviera que reprimirse de hablar de asuntos políticos sensibles -lo que no le sería dado? ¿Le daríamos ese espacio o no?

        1. El “casi todos” se debe a que habrá personas que siempre se auto excluirán en un proceso como este. Yo creo que muchos de ellos son mencionados en tu comentario. No me los imagino queriendo participar en un proceso cubano mientras no hagamos lo que ellos quieren. De hecho, han arremetido contra el mejoramiento de relaciones entre Cuba y los Estados Unidos.

          No sé si Montaner es homosexual, y para serte franco no me lo parece y me da igual. No creo que tenga algo que aportar a la construcción del socialismo. En cuanto a la lucha contra la homofobia Mariela ha hecho mucho más de lo que él podría hacer.

          Yo creo que nosotros tenemos que abrir el espacio al debate de todas las ideas, sin que eso implique necesariamente que algunos se auto designen para representarlas y tengamos que darles el espacio que desean. Eso no sucede en ningún lugar y no veo porqué Cuba deba de ser la excepción. Hay muchas maneras de fomentar un debate plural sin caer en el pecado de la ingenuidad.

        2. Es impensable caminar al lado de criminales. El viejo proverbio: dime con quién tu andas y te diré quién eres. Muchos hogares cubanos y extranjeros se han llenado de dolor y luto por cuenta de muchos de esos a los que tu quieres prenguntar cómo debemos hacer el socialismo. Nada de eso señor. Si vamos a caminar con bandidos y asesinos para hacer un supuesto socialismo, a mi me sacan de ese potaje. Siempre ire donde estén los pensamientos de Martí, Mella, el Che y Fidel. No hacen falta mas falsas contribuciones.

    2. Totalmente de acuerdo con tu post cd. Y lo que mas recino conmigo fue tu observasion de como esta cambiando la manera de pensar y ofrontar las cosas.

  2. Un abrazo a nuestro héroe René por su nueva llegada al Blog, he leído ahora en Cubadebate que su compañero Gerardo esta en Islas Canarias y visitará Madrid.
    Un abrazo.
    Rodolfo Crespo

  3. Muy buenas compañero héroe cubano René González Sehwerert.
    ¡Como nos alegra tenerlo de nuevo!
    Sobre tu post comentar que no creo que haya existido un campo socialista en el sentido de sistema socialista en el mundo, desde fines del siglo XIX que se incorporaron plenamente algunas regiones (parte de África por ejemplo y China definitivamente) en el mundo hay un solo sistema: el capitalista.
    ¿Entonces que fueron las revoluciones socialistas en el XX? Pues parte del sistema mundo capitalista, donde crecer y crecer, ser competitivo y privilegiar la acumulación de capital era el imperativo, y porque no siguieron ese imperativo a pie juntillas colapsaron.
    Me alegra mucho que esté de nuevo.
    Abrazos a usted René y a los CINCO

  4. Casi me iba a declarar parcialmente coincidir con lo que dice Luis. El problema es que discrepo en la percepcion de economia. Luis dice que todos los sistemas socialistas de siglo pasado fueron capitalistas. Fundamentalmente, la economia es una i la misma: uno produce, uno vende, uno compra.

    Lo que no fue hecho bien desde el principio de los cambios socio-economicos es la diferenciaciacion entre la economia y la sociedad en general. El sistema social preferido fue fuertemente atado al sistema preferido economico. Esta trampa es el producto directo de la filosofia que viene directamente del pensamiento judio. No recuerdo exactamente ahora las partes de Talmud, pero quien se emplea a leerlo, lo va a encontrar.

    Siglos pasando, su ley religiosa tacitamente se ha convertido en las “reglas” de sistema financiario y las “reglas” de sistema judiciario (quien se emplea a leer Talmud notara’ tambien que la ley prescribida depende de los “precedentes”, osea como otros rabbis han interpretado las escrituras religiosas y como las han aplicado en la vida real).

    La “democracia” capitalista de hoy, depende pesantemente de “rule of law”. La ley (the law) anglo-saxon, que domina la jurisprudencia de los usa y de la eu (con notable exenciones de Italia, Espana y Francia, aunque Portugal y Grecia tambien tienen sistema legal mas parecido al sistema Romano), es efectivamente la copia de los principios de “precedentes” judios de Talmud.

    Teoria socialista se, por estas razones,ha concentrado a la investigacion economica, buscando la solucion social atraves del cambio del sistema. No han entendido la trampa filosofica en esta simbiosi entre los dos sistema. Era facil equivocarse. Hasta hoy es muy facil. La sociedad es profundamente entremezclada con su fuente de vida: sistema economico (en esta palabra incluyo sistema fiscal como la parte integral de la economia, aunque hay caso para dividr a los dos y considerar las finanzas como tercera sistema, al par con los dos ya mencionados).

    En concentrarse a la economia como la fundacion de la sociedad, la teoria socialista ha perdido la oportunidad para desarollar la base social de socialismo (como precursor al comunismo), dejandolo flotando en el aire como la consequencia del cambio sistematico de la economia.

    Osea, cuando installamos socialismo, la parte social se arreglara’ sola, segun las teorias y ideologias del Marxismo.

    Y, como ya lo sabemos, eso nunca ha ocurrido. Nadie se ha dado cuenta que las instituciones socialistas son fundamentalmente diferentes a las instituciones capitalistas. Cuando las revoluciones llegaron, los trabajadores y los campesions, ya siendo los estratos de la sociedad mas deseducados, no han tenido ni la minima idea de como re-emplazar a las instituciones capitalistas con las instituciones socialistas.

    De eso la percepcion justificada, de Luis. En realidad, los socialistas han tenido que volver a re-organizar las oficinas institucionales asi como eran organizadas las oficinas en capitalismo. Los revolucionarios, armados con un monton de teoria, apoyados con las masas de aspirantes a la vida mejor pero con zero o poca educacion, no han tenido otra opcion. Sus teorias advirtieron de una vida mejor, pero se les ovlido’ precisar como llegaremos a esa vida.

    Hechamos un poco de ideologia (dictatura de proletariato, abolicion de la propiedad privada – un concepto que hasta hoy pocos marxistas han comprendido bien, gracias a la descripcion de Marx un poco ambigua, etc) y las revoluciones estan en el camino hacia la auto-destruccion antes de empezar.

    Por eso mi comentario acerca de Trotsky: excelentes articulos y observaciones, pero zero soluciones. Si fue tan brillante como lo consideran sus seguidores hoy, como es posible que se le ha perdido este “pequeno” detalle de la necesidad estructural del socialismo, despues de la revolucion?

    No basta ganar la guerra. Hay que reconsturir el pais despues. Ejemplo ilustre de esta necesidad en nuestros tiempos son las guerras “libertadoras” que conducen los usa. Basta ver el tamano gigantesco de la destruccion y de caos que perdurece en Afghanistan, Iraq, Libya, para no mencionar los paises ex-socialistas de Europa. Los usa han cometido el mismo error.

    Volviendo en la rutina pre-guerra, pero en un sistema politico y socio-economico diferente, la gente se encontro’ confundida y desorientada. No hubo otra solucion que espontaneo regreso a las practicas viejas que simbolizan subliminalmente una estabilidad, algo que almenos conocian y sabian como funciona.

  5. Rene
    Deseo enviarte un saludo, soy de los que creen en los CINCO como elemento de cambio para Cuba y el mundo.
    El modelo cubano se agotó, eso lo sabemos, pero ni por malo ni por bueno se agotó, sino porque el modelo vigente en el mundo desde hace muchos años: el capitalismo colapsa por todos los lados. En España más de la mitad de los jóvenes sin trabajo, ¿cree que eso es modelo a seguir?, las personas más jóvenes, más sanas, fuertes, saludables, capacitadas, llenas de energía y el sistema burgués las rechaza, no les interesa, ¡ese es el capitalismo René!, no creo que ese sea el modelo, me da lo mismo lo que digan los partidarios de Fidel Castro o sus detractores, si hay algunos en cualquiera de los dos bandos que quieren liberalizar la economía para enriquecerse unos cuantos pues ni uno ni otros.
    Hay que ir por otro modelo, hay que ir por una sociedad no igualitaria pero si justa, hay que ir por una distribución de arreglo a las fórmulas marxistas de a cada cual según la calidad y cantidad del trabajo que aporte a la sociedad.
    ¿Alguien pensará que es injusto pagarle a alguien por un trabajo no realizado?. Usted conoce a Cuba mejor que yo, pero salga a las calles cubanas y diga que aboga por el pago según el trabajo realizado, para ver cuantos tendrá a favor. Pues tendrá compañero René muchos, pero muchos.
    Las personas en Cuba están descontentas porque las reformas hechas no los ha beneficiado mucho, los precios han subido por los cielos, mucho más alto que los salarios, y el de algunos estancado, jubilados entre otras personas por ejemplo.
    No estoy de acuerdo (aunque deben ser los cubanos los que estén o no de acuerdo, solo emito opinión a un pueblo que admiro y quiero) en crear una capa de rentistas de explotadores de fuerza de trabajo asalariada (anote que no digo aquel que trabaja con sus medios hasta 12 horas diarias para poder ganar más) sino aquel que tiene 4, 5 obreros trabajando para él y extrayendo excedente.
    Reformas socialistas, comunales si no le gusta la palabra comunismo, esas reformas no se ven.
    Un saludo desde España para René y los demás compañeros héroes cubanos.

    1. Me gusta la palabra comunismo. También lo otro que dices, aunque uso un juego de palabras distinto: Profundización de la democracia socialista. Potenciar las formas económicas colectivas y sociales.
      Creo que es el tema que tocaba con vedrán, al referirme al proceso de empoderamiento efectivo de los trabajadores, a las comunidades y a las localidades.

      Lo que sucede es que se trata de un nudo gordiano difícil de zafar. No se cambia de modelo de un día para otro. Esto se ha hecho tratando de evitar tensiones y sobre todo terapias de choque, lo cual no quiere decir que no estemos sufriendo dolores en este parto de un nuevo modelo. Como bien dices, tenemos problemas serios, personas que no se han beneficiado aún con los cambios y muchos problemas por resolver. Eso sin hablar de los que nos esperan a la vuelta de la esquina. Es un reto que no nos queda más remedio que asumir.

      1. A mí también me encanta la palabra comunismo, y sobre profundizar la democracia socialista, “mi norte” son estas palabras de Rosa Luxemburgo, que no me canso de citar:”: “Una cosa es segura, incontestable, sin una prensa libre y sin trabas, sin la libertad de reunión y asociación, la dominación de las amplias capas populares es imposible…la libertad sólo para los partidarios del gobierno, sólo para los miembros de un partido – no importa cuán numerosos sean – no es la libertad. La libertad es siempre la libertad para el que piensa de manera distinta…La práctica del socialismo exige un cambio completo en el espíritu de las masas aplastadas por siglos de dominación de la clase burguesa… Sin elecciones generales, sin libertad de prensa y de reunión ilimitadas, sin una lucha de opiniones libre, la vida se mengua en todas las instituciones públicas, vegeta, y la burocracia queda como el único elemento activo…la tarea histórica del proletariado cuando toma el poder es la de sustituir la democracia burguesa por la democracia socialista, y no la de suprimir toda democracia”.

        1. Tomar “la libertad” como bandera y manipularla según los intereses que se tenga es lo que se ha venido haciendo en el mundo desde hace rato para justificar guerra y masacres de inocentes (daños colaterales). “La libertad es siempre la libertad para el que piensa de manera distinta…” pero cuando ocurrió el atentado en París, también hubo uno casi en paralelo en Beirut (http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/12/actualidad/1447348305_297136.html) y no vi a NADIE poniendo un hash-tag o un “Pray for Beirut”.

          Además, hay cosas que no comparto en lo que mencionas: “Sin elecciones generales, sin libertad de prensa y de reunión ilimitadas…()”
          Las elecciones generales (asumo que te refieras a elecciones presidenciales) no creo que resuelvan ningún problema por lo siguiente:
          – Quien o quienes decidirian las personas que estarian en las boletas?
          – En que se basaría la gente para decidirse por uno o otro? Pura propaganda electoral como es hoy en el mundo?
          – En caso de que se elija a alguien; quien o quienes estarían facultados para revocarle el mandato?

          En cuanto a la libertad de prensa habría que ver tambien esa supuesta libertad. Hoy en día la prensa responde a los intereses de quien la controla (y eso pasa en Cuba y en cualquier lugar del mundo).
          Las “reuniones ilimitadas” cae sobre lo mismo. Si el punto es buscar la forma de mejorar las formas en que se hacen las cosas, de construir, de entenderse…entonces claro que tiene que ser asi. Lo que no puede ser es que la finalidad sea conspirar, destruir, armar caos….entonces no. Hoy en día no se puede pecar de ingenuos

        2. 100 % de acuerdo con Orrio. El fracaso del mal llamado “socialismo real” se debió, en esencia a la falta de democracia, al surgimiento de una nueva clase que se apoderó del poder en nombre del proletariado y se comportó como la burguesía construyendo, debido a Lenin y Stalin, un Capitalismo Monopolista de Estado, que impusieron a todos los partidos comunistas del mundo mediante la tercera internacional. Es decir el modelo que fracasó en todo el llamado “Campo Socialista” nunca fue Socialismo, siempre fue Capitalismo.
          El Socialismo nunca ha fracasado porque sencillamente nunca se ha desarrollado en el mundo hasta nuestros días. Llamarle Socialismo a este modelo es el daño mayor que se le puede hacer al verdadero socialismo, al de Marx, Engels y Rosa Luxemburgo.

          1. Totalmente de acuerdo, aunque no metería a Lenin y a Stalin en el mismo saco. Tampoco iría tan lejos como calificar de capitalistas a los países que experimentaron con el socialismo en el siglo XX, aunque muy socialistas tampoco fueron.

        3. René, incluyo a Lenin en mi comentario porque lo considero el máximo responsable del sistema que, ya antes de su muerte, había caído en manos de Stalin, quien aprovechando el sistema de partido único, la falta de democracia al interior del partido, el centralismo absoluto, etc. condujo a la creación de un régimen autoritario, voluntarista, antidemocrático, que violó los derechos políticos, económicos y sociales de la clase obrera y de todo el pueblo. Rosa Luxemburgo se lo criticó fuertemente a Lenin:
          ““Todo esto prueba que el mecanismo pesado de las instituciones democráticas posee un corrector poderoso en el movimiento vivo de las masas y en la presión ininterrumpida que éstas aplican, y cuanto más democrática sea la institución y cuanto más vivo y poderoso el pulso de la vida política de las masas, tanto más inmediato y exacto es el efecto de la acción, a pesar de los emblemas de partido, las listas electorales envejecidas, etc. Por supuesto, toda institución democrática tiene sus límites y sus defectos, igual que toda institución humana, lo que sucede es que el medicamento que han encontrado Lenin y Trotsky, esto es la supresión de la democracia, es aún peor que el mal que pretenden curar, puesto que en realidad sepulta el manantial vivo que permite corregir todas las insuficiencias natas de las instituciones sociales, es decir, la vida política activa, libre y enérgica de las masas populares más amplias.”

          1. Tengo en alto concepto los postulados de Rosa sobre socialismo y democracia, pero me parece que los tiempos en que discrepó de Lenin no permitían ponerlos en práctica en las condiciones en que los revolucionarios rusos luchaban por la supervivencia de la revolución.

            Tampoco me parece que hubiera tal centralismo absoluto en aquel partido, cuando su dirigencia se dividía en facciones que se identificaban abiertamente como tales, probablemente reflejo de la herencia bolchevique-menchevique de sus orígenes. Antes de caer irremediablemente enfermo Lenin escribió las cartas al Congreso, en que alertaba precisamente sobre el autoritarismo de Stalin y las consecuencias que podría traer para el futuro del Partido y del socialismo. La historia le dio la razón.

  6. Compañero René y demás integrantes de los queridos CINCO héroes cubanos.
    Le enviaré algunas anotaciones de algunos autores todos de izquierda que consideran que el socialismo en calidad de sistema histórico NUNCA existió como tal, y fue parte de la estructura del sistema-mundo capitalista. Creo que ello es fundamental para el momento actual en que los cubanos han manifestado la idea de conceptualizar su modelo, qué quieren, hacia dónde van. Usted y demás cámaras saquen las lecciones, es una incitación a la reflexión. Y termino diciendo algo. No estoy contra el socialismo, estoy a favor del socialismo, decir que no ha existido no es estar en contra de él, es querer establecerlo.
    Comienzo:
    Pregunta realizada a al profesor Andrés Piqueras: El en su momento denominado socialismo real, ¿qué era para ti realmente? ¿Socialismo o Capitalismo de Estado?
    Respuesta de Piqueras: Ni una cosa ni la otra. Fue uno de los nombres dados al conjunto de sociedades que en el siglo XX comenzaron un proceso de desconexión con el capitalismo y de construcción de una vía socialista que se vio truncada más o menos pronto según los casos, y que quizás, como dice Erik Olin Wright, se convirtió en una suerte de “estatismo”. Recordemos que el modelo típico de transición en el siglo XX se caracterizó porque en él no había propiedad privada de los medios de producción, no existía compra-venta de la fuerza de trabajo, los productos perdieron parte de su calidad de mercancías en virtud de sus valores de uso (distribuidos o subsidiados), no había producción regida por el valor (tasa de ganancia), ni reinversión acumulativa de parte de la plusvalía social, y la acumulación estuvo en su mayor parte acotada a ciertos privilegios de consumo (nunca provenientes de la plusvalía directamente extraída a costa del trabajo ajeno). Esto muy difícilmente podría ser llamado “capitalismo”, ni de Estado ni de nada. Otra cosa es que fuera “socialismo”. Más bien se quedó como un engendro (“estatismo”) a medio camino: no desligado del todo de la ley del valor capitalista pero dotado de una economía planificada, sin propiedad privada de los medios de vida, pero sin socialización de los mismos. A la postre, la estatalización de la acumulación dio paso a un modelo de regulación burocrático.
    Sin verdadera democratización del conjunto de las relaciones sociales de producción, el paso al socialismo se bloquea. Lo cual no quiere decir, de todas formas, que los pueblos que en el siglo XX emprendieron ese camino no consiguieran un avance muy importante en sus condiciones de vida, en comparación con la situación que hubieran tenido de seguir inmersos en el capitalismo subordinado, de miseria, que les había tocado vivir.
    Hoy, tendemos a ver esas experiencias como abortos del socialismo que fueron reabsorbidos en el útero capitalista. Pero quizás, con la degeneración que muestra ya este Sistema, podríamos comenzar a verlas como los primeros aldabonazos de la Humanidad en la consecución de un mundo socialista, en el logro de una sociedad post-capitalista abierta a la emancipación humana. (Es la Parte II de una entrevista al profesor Piqueras, la puede ver íntegramente en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=199293) La Parte I puede verla en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=199067 y la Parte III en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=199345 esta última donde habla del capitalismo chino)
    “Uno de los puntos fuertes de los movimientos antisistémicos es que han llegado al poder en un gran número de estados. Esto ha cambiado la política vigente en el sistema mundial. Pero este punto fuerte ha sido también su punto débil, dado que los llamados regímenes posrevolucionarios continúan funcionando como parte de la división social del capitalismo histórico. Por tanto, han actuado, queriendo o sin querer, bajo las implacables presiones de la tendencia a la acumulación incesante de capital. La consecuencia política a nivel interno ha sido la continuada explotación de los trabajadores, aunque de una forma reducida y mejorada en muchos casos. Esto ha llevado a tensiones internas paralelas a las existentes en estados que no eran ‘posrevolucionarios’, y esto a su vez ha provocado la aparición de nuevos movimientos antisistémicos dentro de estos estados. La lucha por los beneficios ha proseguido tanto en estos estados posrevolucionarios como en todas partes, porque, dentro del marco de la economía-mundo capitalista, los imperativos de la acumulación han operado a lo largo del sistema. Los cambios en las estructuras estatales han alterado la política de la acumulación, pero todavía no han sido capaces de terminar con ella”. (Wallerstein, Immanuel. “El capitalismo histórico”. Editorial Siglo XXI. España 2012. 2ª Edición. Página 59)
    “La construcción del socialismo en el mundo en que vivimos, caso de que llegue a producirse, se presenta todavía ante nosotros como una opción, ni mucho menos como una certeza. Las denominadas ‘experiencias socialistas’ existentes [y las que han existido] pueden ofrecernos muchas lecciones valiosas acerca de su lado negativo y pocas de su lado positivo. Merece la pena recordar que, al final, el marxismo-leninismo funcionó en realidad más como ideología de desarrollo nacional que como ideología de construcción socialista. El desarrollo nacional, no obstante, en esencia es un concepto ilusorio dentro del marco de una economía capitalista mundial. Nunca se alcanzará, ni siquiera de manera parcial, en la mayoría de los países. La razón de que el marxismo leninismo se esté extinguiendo en calidad de ideología estriba en que eso mismo esta ocurriendo con todas las ideologías desarrollistas”. Wallerstein, Immanuel. “Marx, Marxismo-leninismo y experiencias socialistas en el sistema mundial moderno”. (Capítulo 6 del libro “Geocultura y Geopolítica. Ensayos sobre el moderno sistema mundial”. Pág. 137. Editorial Kairós. Barcelona.2007)
    Los así llamados países “socialistas” no podían ser socialistasporque según el profesor José María Tortosa:
    “1) Las partes del sistema favorecen la supervivencia del sistema total. Los países ‘socialistas’ son, efectivamente, diferentes de los ‘capitalistas’ (liberales), pero esa diferencia no es otra que su adaptación al sistema y su colaboración en su supervivencia. ‘Un Estado que posee colectivamente todos los medios de producción es meramente una empresa capitalista colectiva mientras siga participando –como tales Estados, de hecho, están obligados a seguir haciéndolo- en el mercado del world-system capitalista’.
    2) El sistema es contradictorio y, por tanto, en su funcionamiento ‘normal’ produce y reproduce fuerzas antisistémicas. Los países ‘socialistas’ pueden ser tales, pero hay que reconocer que es imposible alcanzar el socialismo a escala nacional. Lo máximo que pueden ser es sociedades que muestren valores que serán los dominantes en el futuro ya que ‘vivimos en los primeros estadios de la transición del capitalismo al socialismo’. Pero nada más.
    3) El world-system está formado por fuerzas que constantemente lo reproducen y, al mismo tiempo, por fuerzas que dificultan su preservación. Ambas fuerzas no son eternas: lo que hoy reproduce, mañana puede ser estéril; lo que hoy se opone, mañana puede ser sustituido por algo distinto.” (Tortosa, José María. “Sociología del sistema mundial”. Editorial Tecnos. Madrid. 1992. Pág. 68)
    En entrevista concedida a Carlos Antonio Aguirre Rojas en 1999 decía que “considero a esta perspectiva, más bien como un movimiento intelectual…justamente, un movimiento que impulsa una transformación del modo de hacer las cosas que hasta ahora ha sido imperante”. Y en la misma entrevista, al ser preguntado por el profesor mexicano, de si “¿la perspectiva del ‘World-Systems Analysis’, no la calificaría usted mismo como una perspectiva marxista?” además de decir que “es una perspectiva influida por el pensamiento de Marx, pero influida también por otras perspectivas”, no dejó de recalcar al entrevistador que, “Si tú o cualquier otra persona, llaman a mi perspectiva personal, análisis marxista, no tengo absolutamente nada que objetar a esa afirmación…”. (Aguirre Rojas, Carlos Antonio.Immanuel Wallerstein: Crítica del sistema mundo capitalista (Estudio y entrevista a Immanuel Wallerstein ” . Editorial Era , 2004.)
    “Los estados que figuran dentro de este sistema son instituciones del mismo, así que cualquiera que sea su forma particular, responden de alguna manera a la premisa de su impulso capitalista. Por lo tanto, si por revolución entendemos que un Estado antes feudal se convierte en capitalista, o que un Estado antes capitalista se convierte en socialista, el término no tiene ningún significado operativo y es una descripción engañosa de la realidad. Para ser exactos, hay muchas clases posibles de regímenes políticos, y no hay duda de que a las personas que viven en un Estado en particular les importa muchísimo la naturaleza de ese régimen.
    Pero estas diferencias no han cambiado, el hecho básico fue que todos estos regímenes han sido piezas de la maquinaria del moderno sistema mundial, es decir, de la economía-mundo. Y tampoco podría haber marcado una diferencia antiguamente. Puedo oír las objeciones. Las he oído muchas veces. ¿Cómo afirmar que los antiguos estados socialistas (o los que siguen estando regidos por partidos marxistas-leninistas) eran (o son) capitalistas? ¿Cómo asegurar que los estados que están aún bajo el régimen de jerarquías tradicionales son capitalistas? Yo no afirmo nada porque no creo que los estados puedan tener esas atribuciones. Lo que sí aseguro es que estos estados se localizan dentro de un sistema mundial que opera con una lógica capitalista, y que si las estructuras políticas, o las empresas, o las burocracias del Estado intentan tomar decisiones en términos de alguna otra lógica (y desde luego que lo hacen con frecuencia), tendrán que pagar un precio muy alto. El resultado será que cambiarán su modo de operar o bien perderán poder o capacidad para afectar al sistema. Me atrevo a sugerir que la lección más clara que podemos aprender de la llamada caída de los comunismos — aunque yo no acepto que lo sea sólo porque los partidos comunistas ya no están en el poder— es que la supremacía de la ley de los valores ha operado de manera eficaz en estas áreas. Creo que ya operaban sobre esta base desde hace mucho tiempo.
    La refutación constante que oímos en contra de esa descripción de los llamados regímenes socialistas es que quizá sea cierta, pero no tenía que serlo. Ésta es la apreciación que afirma que estos regímenes eran impuros, inadecuadamente socialistas, hasta traidores al sueño. Tampoco acepto esta afirmación. La mayor parte de los revolucionarios tratan ciertamente de ser revolucionarios al principio de sus esfuerzos como tales. Muchos de los regímenes revolucionarios realmente tratan de cambiar el mundo. No traicionan sus ideales. Descubren que, como individuos y como regímenes, las estructuras del sistema mundial los restringen a comportarse en cierta forma y dentro de determinados parámetros o de lo contrario, pierden toda capacidad de ser actores importantes en ese sistema mundial. Y así, tarde o temprano, doblegan sus intenciones a la realidad”. (Wallerstein, Immanuel. “Utopística o las opciones históricas del siglo XXI”. Capítulo 1. ¿El fracaso de los sueños, o el paraíso perdido?.)

    Por hoy nada más pero reflexionar compañero René y demás CINCO.
    ¡Y a buscar el modelo socialista y comunista!
    Salude a Gerardo, Fernando, Ramón y Fernando de nuestra parte. A usted entrañable héroe curtido en las mazmorras imperiales de la potencia capitalista hegemónica nuestro abrazo hermano.

    1. Compañero Rodolfo Crespo, coincido plenamente con Ud., el socialismo científico, el de Marx y Engels, no ha existido en ningún país hasta el presente. Todos los países que se proclamaron como socialistas mantuvieron las clases sociales, estatizaron los medios de producción, incluida las tierras de cultivo, mantuvieron el trabajo asalariado, crearon una nueva clase social: la burocracia militar-partidista, privilegiada y en gran medida corrupta, que mantuvo a los trabajadores y campesinos en condiciones similares de explotación mediante el trabajo asalariado sin participación real en la gestión política y económica y en la distribución del producto del trabajo. Sin socialización verdadera y efectiva de los medios de producción, sin la participación activa de los obreros, campesinos y resto de pueblo trabajador en el gobierno, sin una amplia democracia, sin las formas autogestionarias de producción, cooperativismo y autogestión obrera no se puede construir el socialismo. Por esa razón casi todos los países que formaron el “Campo Socialista” el siglo pasado han retornado al capitalismo privado o están en vías de hacerlo, lamentablemente el nuestro no es la excepción..

  7. René
    He visto en la prensa cubana en internet (la de Españ eso no lo cubre) la condecoración a Gerardo por parte del Partido Comunsta español. Me parece bien ganada por Gerardo y todos vosotros, pero el llamado Partido Comunista español es en realidad un partido socialdemócrata, al estilo de los eurocomunistas de los años 70 y 80 del siglo XX, alejado d elas masas (en las recientes elecciones casi fueron barridos del mapa), lleno de corruptos: Willy Meyer uno de ellos, recibido en Cuba por cierto por su partido Comunista, pero con fondos en sociedades que no pagan impuestos, con fondos de pensiones millonarios, junto a otros miembros de la burguesía europea en el Parlamento de Brsuselas, bueno a tal punto que tuvo que dimitir; pero sigue ahí junto con otros corruptos del establisment español.
    Te comento esto para que sepas nuestra opinión de tales personajes que se escuahcan a ellos solos, y que solo estan interesdados en vivir de la política como medio de vida, y no representarse más que a ellos mismos.
    Son comunistas como son hoy los chinos por ejemplo, bueno ya sabe que el lenguaje esta bastante corrompido en esta época de caos en el sistema.
    Un abrazo desde España.

  8. ¡Vaya,el hombre de vuelta,albricias! Haré algunas observaciones, de fresco que soy

    1- Es la primera vez en la historia humana que el hombre trata de que los asuntos económicos se rijan por la razón.
    MDO: Pero la Economía es una Ciencia, y como tal está sujeta a leyes objetivas. Por su carácter social, esas leyes se manifiestan como tendencias, a diferencia de otras disciplinas, pero no por esto dejan de ser LEYES. Cuando a nombre del socialismo esas leyes se violan, o no se respetan como se debería…fracaso seguro. La Historia se encarga de probarlo, una y otra vez. Desde la colectivización forzosa de Stalin, hasta la llamada Zafra de los Diez Millones, en que se desconocieron análisis de importantes instituciones cubanas que decían que no podría lograrse, ni hubo un verdadero debate público respecto a la posibilidad. Uno de los grandes peligros en la construcción del socialismo es el llamado “voluntarismo”, que justamente consiste en creer que se pueden violar las leyes económicas.
    http://www.rebelion.org/docs/168474.pdf

    2- Lo hacemos en medio de reglas irracionales, establecidas por la práctica de siglos de historia.
    MDO: Insisto en lo primero, ¿hasta dónde son reglas “irracionales”, y hasta dónde no? La mano de los hombres está en esos procesos, comenzando por las del gran capital trasnacional. Pero es la “práctica de siglos de historia” la que permitió descubrir esas leyes, particularmente por Marx y Engels, pero no sólo por ellos.

    3- Esas reglas fueron establecidas por el capital, que condiciona cada aspecto de nuestras vidas.
    MDO: No fueron establecidas por el capital, sino por la práctica histórica. Ver lo que dice Marx en el prólogo a su Contribución a la Crítica de la Economía Política. El capital, sí, aplicó esas leyes a su más alto grado.
    https://www.marxists.org/espanol/m-e/1850s/criteconpol.htm

    4- El capital es un ente impersonal, como Dios omnipresente, omnisciente e intangible. Su iglesia es el mercado, y nos impone sus dogmas, perpetuos, irrebatibles e infalibles, a través de todos los sentidos y con el auxilio de su control sobre los medios. No sólo condiciona nuestras vidas, sino la forma en que las interpretamos.
    MDO:cierto, y zafarse de eso es una tareíta de ampanga, porque la trampa es dónde termina la Ciencia y comienza el dogma, o el pretexto, en todas partes y hasta en el Parlamento cubano, que nos tiene a “doble moneda” y ,peor aún, “a doble tasa cambiaria”. Nadie sabe por qué, a estas alturas.
    Cuando comencé a estudiar Economía, el Decano de la Facultad dijo, a mis condíscipulos y a mí: si quieren ser economistas prepárense para esto: cuando el médico habla, todos escuchan; cuando el ingeniero habla, todos escuchan; cuando el economista habla: ¡todos interrumpen!

    5- La mayoría de las veces ni siquiera nos percatamos de que, o como, nos está manipulando el capital. Nos creemos libres cuando en realidad cada decisión que “tomamos” está limitada por las relaciones sociales establecidas por él.
    MDO: cierto. Pero el marxismo es una gran vacuna. El verdadero, no lo que Aurelio Alonso llamó “inventos de Stalin”.

    6- El capital no enfrenta los condicionamientos éticos que enfrenta quien quiere construir el socialismo. Emplea gran parte de sí en sembrar ignorancia, aislamiento, miedos, guerras y muerte. Todo para protegerse de la razón y la conciencia humanas. El socialismo no puede darse el lujo de ser construido sobre esas herramientas (¡a Marx gracias! :) ).
    MDO: El capital SÍ enfrenta condicionamientos éticos que pueden obligarle a maniobrar. El surgimiento y desarrollo del movimiento obrero y cuanto vino después es el mejor ejemplo. Lo interesante es cómo los enfrenta y cómo hasta los pone a su favor. Ejemplos: la socialdemocracia, las aristocracias obreras, etc. Por otro lado, ¿es posible socialismo sin ética? La Historia prueba,todos los días, que NO. Y, aunque parezca increíble, es una ética muy simple. Bastan los diez mandamientos biblícos.

    1. Saludos hermano. Gusto tenerte por aquí:
      Antes de abordar tus las observaciones que tienes la frescura de hacerme :) te recuerdo que mi comentario está más bien limitado a poner en contexto el contraste entre lo relativamente sencillo de administrar el capital y lo profundamente complicado de construir una sociedad como el socialismo. A veces somos muy duros con nosotros mismos, y más allá de que debemos de ser sinceros críticos de nuestros errores de vez en cuando hay que pensar en el enorme reto que implica construir una sociedad nueva en medio de la hegemonía de la sociedad que se pretende sustituir. Dicho esto abordo los puntos que introduces:
      1- Coincido en que la Economía es una ciencia, en que está sujeta a leyes objetivas y en que a veces, al querer apurar la historia, caemos en el error del voluntarismo. Como bien dices, más de una vez nos ha pasado la cuenta y hemos retrocedido en lugar de avanzar.
      Por otro lado, es muy difícil ser revolucionario sin cometer el error del voluntarismo. Es parte de ese mismo espíritu el que te hace montar a 82 hombres en un barco de 60 pies, desafiando las fuerzas de la naturaleza, o te hace exclamar después de un desastre que con 12 hombres ganarás una guerra. El pensamiento lógico –y tal vez hasta la ciencia- negarían la viabilidad de tales empresas. Sin embargo aquí estamos.
      Otras veces ciencia y voluntarismo se mezclan, como cuando se construye una nave que desafiando los límites del conocimiento termina destruyéndose al reentrar en la atmósfera, sin que eso mengue la revolución tecnológica que representa. En fin, siempre que haya espíritu revolucionario se correrá el riesgo del voluntarismo.
      Lo cual no quiere decir que olvidemos las lecciones de la historia y la experiencia humana. Creo que en la construcción de la economía socialista es necesario administrar mejor y tener en cuenta las leyes económicas. Ya hemos tenido suficiente experiencia de hacia dónde nos lleva ignorarlas.
      2- Desde luego, hay cierta racionalidad en quienes administran el capital, y procesos racionales –o a veces de racionalización, que no es lo mismo- envueltos en las decisiones de esos administradores. Nada es nunca absoluto, este animalito en tránsito a persona que somos no opera de manera absolutamente irracional o viceversa. Pero la necesidad del capital de incrementarse no obedece a la razón humana. Tampoco las acciones humanas que responden a esa necesidad, y que pudieran incluso llevar a la más irracional de las conductas: La autodestrucción de la especie. Es necesario que en ese tránsito de aquel monito que fuimos hacia el hombre racional que queremos ser, la tendencia hacia la racionalidad siga su curso ascendente.
      3- No veo la contradicción. Es obvio que somos el resultado de la práctica histórica, pero fue esa práctica la que depositó en manos del capital –en un proceso de siglos- la capacidad de determinar las reglas por las que nos regimos en la actualidad. Hoy es difícil analizar un evento histórico sin que descubramos la mano del capital, de la misma manera en que es imposible construir otra sociedad sin entender que será un proceso prolongado el arrebatar al capital la hegemonía que la práctica histórica depositó en sus manos.
      4- Los economistas me matarán, pero me sentiría más contento si tuviéramos sólo “doble tasa cambiaria”. Tenemos multiplicidad de tazas cambiarias, que es mucho más complicado.
      5- De acuerdo. Sólo desarrollando –y aplicando- el Marxismo como la ciencia que es podremos vacunarnos. Perdimos demasiado tiempo en apologías, que el Che siempre rechazó.
      6- Aquí me refería a condicionamientos éticos internos, derivados de la propia naturaleza del capital. El capital no tiene ética. Se ha valido tanto del feudalismo, como de la esclavitud como se puede valer de cualquier otra cosa. Desde luego, fuera de sí enfrenta muchas resistencias, por suerte. Es por eso que necesita administrarse a través de quien lo posee en su relación con los factores que desde fuera de sí le ofrecen resistencia.
      Yo, obviamente, también coincido en que bastaría con los diez mandamientos. Si no fuera por la práctica histórica….

      1. Y para que no vayan a creer que estoy hablando solo “basura” difamatoria,, imaginémonos un escenario en el que poco después de la revolución de Octubre de 1917, el resto del proletariado del mundo se hubiera revelado contra la burguesía y hubiera tomado el poder, heredando a una África pobre y hambrienta, a una India pobre y hambrienta, a un EE:UU y Canada subdesarrollado, a una Europa con un transporte aun tirado por caballos y a un resto del mundo atrasado. ¿A quienes los “comunistas” iban a explotar vendiéndoles su gas y petroleo así como sus diamantes artificiales (para que fueran a parar a los dedos y cuellos de las burguesas) si no existieran países capitalistas con millones de automóviles rodando por sus carreteras y los que precisaban del petroleo soviético? ¿A quienes los comunistas les iban a comprar alimentos si todos los países estuvieran regidos por el mismo sistema totalitario y la deficiencia productiva fuera la misma lo mismo en los EE.UU que en Brasil y en Argentina? ¿De donde iban a salir los granos para alimentar al mundo, especialmente a los negros en África y a los hindúes en la India? No me imagino otra alternativa que cientos de miles de UMAP y de Gulag, a no ser que a todas las personas improductivas las sacrificaran (anormales, ancianos, lisiados) y que hubieran limitado a un hijo a cada familia. Pero aun así solo con la amenaza y la aplicación de la brutalidad se hubiera podido hacer que la gente fuera más productiva (como en el caso de los presos políticos cubanos, sobre quienes Castro reconoció cuando los envió para los EE.UU en 1975 que ellos habían sido los más productivos en la agricultura -y no fue porque se pusieron a recompensar a la revolución para redimirse de sus “errores”).
        Lo que yo noto es que las más de las personas usan unos lenguajes muy “técnicos” para explicar las cosas. Y a final nada queda claro. En verdad yo no se que ustedes quisieron decir cuando hablaron de las “leyes objetivas a las que está sujeta la economía”.y que no pueden se ignoradas. Si se referían a las leyes objetivas aplicadas a la “antieconomía” capitalista, pues eso es una caída en nuevas supersticiones ante las incapacidades del sistema para resolver los problemas administrativos y de producción. Esos fracasos y problemas insolubles los han hecho creerse los argumentos capitalistas sobre el por qué de los desastres. Ya sobre esto he hablado antes y ya me cansa repetirlo, por lo que no voy a abundar sobre ello. Pero creerse que “hay leyes económicas objetivas” que no se aplican en la nuestra “economía” totalitaria, es decir que en algunas cosas los capitalistas están más “claros” que nosotros. El que los resultados capitalistas en China y en Vietnam puedan parecernos humillantes en relación a los resultados del “comunismo” ello es una visión miope de parte de nosotros. Tiremos un poco de libros al fuego (como se hizo en la Camboya del Khmer Rouge) incluyendo los marxistas-leninistas y apliquemos el sentido común al analizar nuestros problemas sin valernos de términos aprendidos en las universidades y en los libros y que hasta ahora no nos han servido para explicar nada.

    2. Sr Orio lamento decirle que no he podido comprender el significado de MDO.
      me alegra que otro forista se agergue al BLog de los héores cubanos.
      Y en cuanto a “elecciones generales, libertad de prensa y de reunión ilimitadas”, aspiro a eso, aspiramos los anticapitalistas a eso, pero no las ha habido, y no las hay en ninguna parte del mundo, afortunadamente el día que desaparesca el capitalismo tendremos las tres… o a lo mjeor ya no hagan falta ninguna d elas tres porque estarían en los genes del nuevo sistema…es nuestra esperanza. El día en que haya libertad, igualdad y fraternidad ese día habrá dejado de existir el capitalismo.
      Mi saludo a usted René y en mi nombre salude a los también compañeros héroes cubanos Fernando, Antonio, Ramón y Gerardo.
      Rodolfo Crespo

      1. Después de leer su comentario, se me ocurre que deberíamos de crear una mejor definición de lo que sería el concepto de “pensar diferente” y sin que caigamos en previos errores como el de definir la idea de “pensar a contracorriente” como el pensar a los estilos castristas, cuando la realidad es que pensar a contracorriente sería precisamente lo contrario, por cuanto lo que está generalizado es el defender al castrismo y atacar al capitalismo así como a quienes lo representan. Por ejemplo -y sin ir muy lejos- tenemos a un Mujica y a un Leonel Fernandez que no hicieron nada mientras estuvieron en la presidencia de sus respectivos países, pero que siempre se sienten muy libres para criticar el mundo en el que viven y nunca desaprovechan una oportunidad para expresar sus criterios políticos en Cuba a la manera en que el gobierno cubano se los permite; o sea, callándose lo que puedan pensar del régimen de los castros y de las críticas que pudieran hacerle. Por un lado tenemos a un Leonel que dice, entre otras cosas, que “el mundo se rige por “un capitalismo de casino”, porque se basa “en apostar y especular” y que la caída en los precios del petroleo (de lo que debería alegrarse por su propio país, cual importa todo lo que consume) es una conspiración del “gobierno norteamericano para debilitar a Rusia y Venezuela”, lo que también nos lleva a pensar que cuando los precios estuvieron en los $140.00 el barril… fue otra conspiración de ellos para ayudarles. Por otro lado Mujica dice que ““La cultura capitalista consciente e inconsciente que tienen los humanos obedece a un patrón de copiar estilos de vida de los más ricos.” Lo del “capitalismo de casino” es cierto, y lo de “copiar estilos de vida de los más ricos” eso también lo es y a afectado a todo el mundo que lo haya podido copiar, con muy pocas excepciones, entre ellos Fidel -aunque haya tenido que aceptar algunas banalidades de su esposa, la que tiene la casa con bastante basura que seguramente si fuera por él estarían en casa de algunos de sus vecinos.
        Bien: ¿que es pensar diferente, Rodolfo? Para mi pensar diferente es tener una opinión distinta sobre como lograr la mismas cosas que todos procuramos. Pero negarnoslas no es pensar diferente. Si vamos a hablar de construir el comunismo y alguien nos viene con capitalismo, ese no está pensando diferente; ese se está yendo en contra de la razón, lo que no es lo mismo; si alguien habla de tener derecho a expresar lo que pensamos y alguien viene y se opone a ese pensamiento martiano (yo no soy martiano) que rezaba que “Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía”, pues entonces tu no crees en eso y por tanto no piensas diferente, sino que te estás yendo contra la razón, lo que no es lo mismo. Irse en contra de la razón no es una manera diferente de pensar. Si al menos tu justificara la brutalidad y la imposición del autoritarismo absoluto como forma de gobierno basándote en una necesidad histórica, pues te entenderíamos. Pero justificar lo que hacemos porque los “otros” no estén haciendo algo diferente, eso no es pensar diferente; eso es negar lo que tu mismo dices defender.

  9. a Trotsky, quien es semi elogiado en este articulo, fue asesinado por Ramon Mercader, mas tarde escondido en cuba por mucho tiempo, los capitulos oscuros tienen que salir a la luz para que una sociedad pueda ser realmente esculpida desde su base, la transparencia no ha sido una de nuestras virtudes.

    1. La transparencia absoluta no existe, más allá de que nosotros podemos ser más transparentes de lo que somos, y debemos serlo.

      En cuanto a Mercader no sé qué decirte. Me pregunto qué opciones tendría el gobierno mexicano tras cumplir su condena, que no fuera buscar alguien que pudiera darle albergue para que pasara el resto de sus días.

  10. Compañero héroe cubano
    Alegra saber y constatar que esta de vuelta.
    ¿La presentación de su libro será en la Feria de la Habana?,¿Hay diferencia entre lo que publicará en papel y el original?
    Es muy espectante que los cubanos quieran conceptualizar su nueva forma de relaciones económicas, ¡ojalá y las considerables cuotas de mercado y ley del valor en vuestra economía no hayen espacio en tal elaboración teórica!, porque además no estarán innovando nada.
    En cuanto a Cuba a medida que más que se integre a la economía capitalista mundial más tomará los vicios de ésta (o más bien sus crónicas enfermedades); en realidad no se que otras opciones pudieran tener, estar en el poder es quemarse.
    Y un apunte: siempe que los gobiernos progresistas han estado en el poder, cuando la coyuntura económca mundial capitalista del momento les ha afectado han culpado a los capitalistas de ello. Muchos errores y corruptelas en Cuba tuvieron al imperialismo como chivo espiatorio, es algo hasta reconocible por cubanos en sus calles.
    Recientemente Maduro en Venezuela dijo esto: “Por primera vez [el precio del barril de petróleo] llega a US$34. Las fuerzas imperialistas mundiales actúan mientras nosotros producimos petróleo. Ellos, con la manipulación de los mercados, ponen el precio” (declaraciones de Maduro, http://caraotadigital.net/precio-del-petroleo-toco-el-piso-de-los-us-34/)
    En diciembre de 1998, o sea, antes de que Chávez asumiera el gobierno, el precio del barril de petróleo estaba en US$12. Chávez toma la presidencia en febrero de 1999, y a diciembre de ese año el precio del barril había subido a US$24; en diciembre de 2000, a US$32. Luego, en 2005, el precio promedio fue US$54; en julio de 2008 llegó a un pico por encima de los US$120; con la crisis bajó, dando un promedio de US$62 en 2009; US$105 en 2012 y US$96 en 2014. La pregunta entonces es: ¿la suba del precio del crudo que acompañó al gobierno de Chávez, fue producto de la manipulación de los estadounidenses y las grandes compañías para favorecer al nacionalismo de izquierda venezolano y latinoamericano? Seguramente no hay nacionalista de izquierda, o marxista nacional, que responda por la afirmativa. Pero entonces, ¿qué sentido tiene explicar la caída actual del precio apelando a la tesis “conspiración internacional para perjudicar a Venezuela”? Pregunta que podemos hacer extensiva a la situación de Ecuador, Cuba, o Rusia.
    ¿No cree compañero héroe cubano que lo mejor habría sido decir que en década y media no se pudo o no se quizo romper con las relaciones capitalistas de producción en Venezuela, y que ahora se paga los vaivenes de seguir siendo un país monoproductor?.
    Yo creo que la izquierda tiene que cambiar el diálogo, no podemos seguir combatiendo al capitalismo, a la burguesía, al imperialismo y aos medios académicos y de comunicación social de los dueños del mundo con palabrería hueca, vacía y sin sustancia, con los arcabuses y cañones que los MATONES colonialistas españoles, igleses, franceses, belgas, holandeses, portugueses, etc colonizaron y conquistaron el mundo entre los siglos XVI y XIX.
    A los pueblos hay que explicarles la situación, yo creo en los pueblos, en el instinto de los pueblos, lo que ocurre es que la izquierda sigue aferrada en administar el capitalismo, “domesticar al lobo”.
    Un saludo fraterno a usted y los demás CINCO, y esperamos que el próximo Congreso de vuestro Partido Comunista posicione en el lugar que el momento histórico universal reclama para Rene, Antonio, Gerardo, Fernando y Ramón; desde hace mucho un grupo de anticapitalistas antisistemas en este Blog abogamos por ello. ¡Vosotros si nos representan!

    1. Si, la presentación será en la Feria de La Habana. Obligatoriamente habrá diferencias entre el original y la impresión, pues a pesar de haberlo reducido en un difícil proceso de edición esta última tiene casi 1400 páginas y tres tomos. No obstante, hemos logrado abordar todo el juicio y la esencia no se pierde.

  11. Me lei la discucion. Pero como hablaron tan marxistamente no entendi el todo. Mas algo si les quiero senalar: si no hubiera sido por el “acoso” del capitalismo, el socialimo no se hubiera dado cuenta de ninguno de sus disparates y “excesos”. Y hoy el mundo, o bien fuera un reino en el que el que no ” cumplia” era pasado por las armas al estilo del Khmer Rouge en Camboya, o cuando menos todos estariamos comiendo moringa y hojas de boniato y vistiendo al estilo chino en los tiempos de la “revolution cultural”. Sin un imperialismo yanqui que nos acosara, los UMAP y los Gulag estarian en cada municipio. En fin que el “socialismo” seria un paraiso de imposicion de la voluntad de cada uno de los dictadores que hubieran sido senalados por los herederos de Stalin o de Mao. Y lamentablemente no creo que nuestros dirigentes estarian entre ellos. Posiblemente estos -si voluntad les quedara- estarian conspirando si es que no estarian en un campo de trabajo forzado. Quienes han “humanizado” al comunismo han sido nuestros enemigos.

    1. Es ahí donde entra a jugar la dialéctica. Si no existieran el socialismo y las luchas sociales el capitalismo no hubiera pasado del uso de esclavos para extraer plusvalía, o del colonialismo para saquear más eficientemente a los pueblos de la periferia.

      Por otra parte, si el socialismo no hubiera enfrentado el acoso del capitalismo no hubieran hecho falta muchas de las cosas que se han tenido que hacer -algunas erradas y otras no- para defender la construcción socialista del embate del imperialismo.

  12. Muy buenas compañero héroe cubano René González Sehwerert y demás compañeros integrantes de los valerosos CINCO si pueden echarle un vistazo al artículo Trotsky, el giro de 1928-9 y la naturaleza social de la URSS (https://rolandoastarita.wordpress.com/2016/01/16/trotsky-el-giro-de-1928-9-y-la-naturaleza-social-de-la-urss-1/) que tendrá continuación según el autor. Es el Blog del trostkista argentino Rolando Astarita.
    Se lo recomiendo también a Rodolfo Crespo y Vedran.
    Un abrazo querido camarada cubano y a los demás CINCO

  13. Algo leí en la Joven Cuba que me alertó de que el blog está de nuevo en acción. Y no puede ser mejor.
    Muy interesante tus reflexiones compañero René, hay que releerla y leer con calma todas las opiniones que se han dado.
    Solamente quiero referirme al rol del PCC. Tengo la impresión que se ha perdido la brújula en este sentido; nuestros núcleos deben ser el centro principal del debate, el reflejo de las preocupaciones del pueblo, y eso se debe estimular.
    Con clama me atreveré a expresar, más adelante, otras consideraciones.

  14. Recientemente he leído un artículo que plantea esto:
    Existen al menos tres tendencias cuyos rasgos conviven y se disputan en Cuba hoy: 1) una sociedad tendiente a hacer más “eficiente” el socialismo estatista centralizado, en el que desde las estructuras centrales se diseñan y deciden las políticas a todos los niveles sociales, cuya modificación esencial es una mayor liberalización económica; 2) una sociedad tendiente a una redefinición socialista basada en el autogobierno y la autogestión territorial/comunitaria, donde las cubanas y los cubanos diseñemos, decidamos y controlemos, de manera cooperativa y solidaria, las políticas comunitarias, territoriales y nacionales; 3) un modelo social que tiende a la asimilación creciente y acrítica de relaciones sociales de producción capitalistas donde el consumismo, el individualismo y la mercantilización de nuestras relaciones sociales ganan terreno; donde se acrecientan las inequidades sociales, al tiempo que el pueblo se mantiene en la periferia de las decisiones políticas fundamentales. (Ariel Dacal. Cuba: historia presente de la Revolución)
    ¿Esto es cierto?
    ¿Alguien de Cuba pudiera decirnos que correlación de fuerzas aprecia entre ellas?
    Como son tendencias sociales y el Partido Comunista tiene una gran representación social en toda la Isla (presente hasta en el círculo de los nuevos emprendedores y empresarios) me imagino que dentro de sus miembros (espejo de la sociedad) estén representadas las tres. Pero, ¿también están (aunque dormitando) en las altas estructuras del Partido Comunista y el Gobierno?
    Como me imagino que los que estamos a favor de una sociedad más democrática, inclusiva y solidaria, seguramente estemos de acuerdo con los partidarios que abrazan la segunda tendencia ¿Qué posibilidades de ganar tiene la misma en las actuales condiciones de Cuba hoy?.
    Gracias

    1. Me parece una descripción interesante y en general acertada, aunque entre esos tres extremos se puedan ubicar matices que implicarían otras “tendencias”, según se mire. En la práctica, creo también que rasgos de esas tendencias conviven y se disputan en la Cuba de hoy.

      Yo creo que tanto el espíritu como la letra de los lineamientos –que yo suscribo- indican que de entre esas opciones el camino apunta a la segunda, aunque con matices de la primera.

      Limitar la reformulación del modelo a solo una “liberalización económica”, según la primera opción, dejando todo lo demás igual, en mi opinión no resolvería un problema que pudiera dar al traste con la construcción del socialismo: La falta de participación efectiva del ciudadano en la gestión política, su empoderamiento, la capacidad, tanto en recursos como en la práctica política, de la comunidad para enfrentar y resolver sus problemas, la alienación del obrero estatal respecto al producto de su trabajo y la gestión económica, que tantos problemas de desmotivación e ineficiencia genera.

      Se pudiera decir, sin profundizar mucho, que el segundo camino enfrenta estos problemas, pero asumiéndolo tan literalmente como se describe se correría el riesgo de soslayar el papel que tienen un gobierno nacional fuerte y un Partido que siga trazando las líneas fundamentales del proyecto de país que necesitamos construir. En cuanto a la tercera tendencia, asumirla sería un suicidio colectivo con la participación entusiasta de 11 millones de habitantes en su propia decapitación a manos del capitalismo.

      Desde luego, en nuestra sociedad actual comparten techo potenciales portadores de las tres tendencias. Por suerte creo que predominan quienes ven nuestras soluciones entre las dos primeras, pero no podemos obviar que con los cambios que estamos experimentando es de esperar que la tercera gane algunos adeptos. Es nuestra obligación hacer las cosas bien para que esto no suceda. Si no encontramos soluciones entre las dos primeras estaríamos empujando personas hacia la tercera, independientemente de que luego se pudieran arrepentir de salir esta victoriosa. Quienes hoy empujan hacia ella no perderían esas oportunidades. (De hecho rara vez las pierden).

      No creo que en el Partido estén tan significativamente representados los nuevos “emprendedores y empresarios” como para que la tercera tendencia tenga fuerza dentro de él, al menos por ahora. No hemos adoptado las políticas de China, que permiten a alguien hacerse millonario y luego ser miembro del Partido. Hay que tener en cuenta que entre los nuevos “emprendedores” hay gente que todo lo que hace es trabajar, y ni siquiera extraen plusvalía de otra persona. No veo en las altas estructuras del Partido y el gobierno ese germen de la tercera tendencia dormitando en alguna forma. Al contrario, probablemente ahí la lucha sería por superar las limitaciones que nos impone la primera.

      Lo cual no quiere decir que nos durmamos, y asumamos que no nos pueda suceder lo que a los otros países del campo socialista. Los hechos de corrupción que han sido descubiertos en años recientes han involucrado en ocasiones a funcionarios de cierto nivel, aun cuando el Partido y el gobierno no han estado significativamente representados en ellos. Hay gente que puede corromperse sobre todo –repito- si no vamos hallando soluciones en el espacio que deseamos.

      La solución es multifacética. No hay un solo problema en Cuba que se pueda resolver con una sola medida, por simple que sea. Hay que profundizar la democracia socialista, fortaleciendo el poder de la gente de a pie que resulta imprescindible a la construcción del socialismo. Hay que avanzar hacia la transparencia en la gestión gubernamental. Tenemos que encontrar el punto exacto en que cada factor de la sociedad detenta la cuota de poder correcta para evitar tanto el hipercentralismo como la atomización. Necesitamos armonizar la relación de dos vías entre la base y la superestructura, tanto en política como en economía.

      Yo creo que estamos en condiciones de hacer todo eso, y si lo hacemos bien hallaremos el punto exacto sobre el que podamos construir esa sociedad más democrática, inclusiva y solidaria a que te refieres.

  15. Solo quería hacerle una apreciación. Lo que se parecía en los medios es que en Cuba hay un cada vez más creciente descontento con las transformaciones económicas realizadas en los últimos años, y en ese sentido no se diferencia mucho el sentir de la población de la isla de lo que ocurre en otras partes del mundo. Un malestar por medidas que no se debe olvidar están encaminadas a “actualizar el socialismo” según la terminología que se emplea dentro de Cuba (algunos con sana ironía dirán “tamaña forma de actualizar algo que una buena parte protesta por ello”).
    ¿No cree usted que se debiera consultar de nuevo al pueblo sobre el curso de las transformaciones en vigor, y pedirle al sabio pueblo orientación sobre el curso futuro que deben seguir?.
    Y otra cosa llama la atención: ¿Por qué hay descontento si son medidas socialistas, o es que no son en realidad socialistas más que en la retórica?.
    ¿Pueden considerarse medidas socialistas y populares cuando la mayoría de la población ha perdido poder adquisitivo?.
    No creo que sean conjeturas propias mías, muchos paisanos suyos se la harán seguramente. es digno reflexionar en ellas.
    Hasta el propio presidente Raúl Castro sabe que camina sobre tierras movedizas, en diciembre de 2015 declaró en las sesiones del Parlamento “que ese era un tema preocupante, cuya solución, al menos momentánea no debe dilatarse”
    Y aprecio que una argumentación que se le da a todo el problema es la presencia de la doble dualidad monetaria, yo diría la mal llamada dualidad monetaria, que en realidad no existe, y no es la causa de los males que padece Cuba. ¿por qué?, porque la misma, lo que hace es comparar la moneda cubana con las de aquellos países que dominan la economía mundial, y de ahí la relación 1 CUC es igual a 24 o 25 CUP, pero cuando deje de haber dualidad monetaria (que la tienen todos los países del mundo cuando se comparan con otros países; en México por ejemplo, es un dólar por 18 pesos mexicanos más o menos, y allí no hay dualidad monetaria me diría usted, pero si la hay, porque todo mexicano sabe muy bien que si quiere comprarse algo que cuesta un dólar tendrá que trabajar en México para que alguien le pague 18 pesos mexicanos). Entonces la cuestión es que se está engañando (quizás piadosamente) a la población que tan pronto desaparezca la doble moneda Cuba tendrá ya sus problemas resueltos. Y la cuestión no es esa. Es imposible edificar una sociedad socialista-comunista con los actuales mecanismos de mercado que implementa Cuba. ¿No tienen más remedio? No me incumbe a mí la respuesta. Lo que sí puedo asegurarle es que habrá una creciente deslegitimación de todas aquellas estructuras que ejecutan dichas transformaciones. ¿y qué ocurrirá después? Pues hay muchas salidas: una, que los verdaderos capitalistas se hagan con el poder, que pueden ser los propios “comunistas” como ocurrió en la Unión Soviética; y dos, que nuevos revolucionarios, que se sientan como tales y actúen en consecuencia movilicen al pueblo para desplazar a los simuladores actuales. No creo que haya muchas más salidas.
    Si me pregunta cuál es mi deseo , aunque no le veo muchas posibilidades para no decirle ninguna (¡aunque nadie sabe!) es el segundo caso.
    La historia de los próximos años nos dirá cual es el desenlace.
    Gracias por su espacio de comunicación.

    1. No me atrevería a calificar como “creciente descontento” la reacción de la gente a las medidas que se han tomado en los últimos años. Probablemente las reacciones son mixtas. Hay quienes se han beneficiado. Hay quienes han sido perjudicados. Para otros las cosas no han cambiado.

      Yo diría, en forma general y sólo apoyándome en mi percepción de las cosas, que probablemente la mayoría esperaba que los cambios tuvieran un impacto más inmediato del que han tenido en la economía del cubano de a pie. El crecimiento económico probablemente no ha estado a la altura de las expectativas, y cuando se ha reportado un crecimiento notable la gente no siente las repercusiones que espera de él.

      Las medidas que se han tomado han sido las más fáciles: Reducción de las plantillas del estado. Apertura de oportunidades fuera de este para que lo primero no genere desempleo. Liberación del estado de actividades que constituían un lastre para él, etc. Estas medidas, aunque por su relativa facilidad de aplicación estimulan relaciones de producción mercantiles y no van a la potenciación de la economía socialista, era necesario tomarlas antes de emprender una reestructuración de la economía social o estatal para hacerla eficiente y competitiva.

      Desde luego, habrá muchas opiniones sobre el ritmo, la secuencia o la aplicación de todas estas medidas. En lo personal, yo mismo pienso que se pudo haber avanzado algo más en la segunda etapa, relativa a potenciar la economía socialista. Asumo que habrá argumentos desde todos los ángulos del espectro de opiniones.

      Esto no niega que en algún momento se haga una evaluación de lo que se ha hecho y se vuelva a pedir la opinión del pueblo. A mí me parece razonable. Tal vez el congreso del Partido sea el marco apropiado para convocar a ello.

      Yo no creo que el problema resida en la dualidad monetaria. Para comenzar, la dualidad monetaria en sí misma no es un problema. Eso se resuelve con cambiar una moneda a otra al tipo de cambio existente y amaneceríamos con una sola moneda. El asunto es la multiplicidad –algunos, en mi opinión erradamente, la llaman dualidad- de tasas de cambio. Pero esto también es un síntoma y no una causa. Es un arrastre de un modelo económico en que con el propósito de distribuir equitativamente la riqueza se establecieron por decreto tasas de cambio artificiales, que han terminado por distorsionar la economía. En las condiciones actuales no se puede sostener, pero rectificarlo de golpe pudiera provocar problemas mucho más agudos de los que hoy criticamos.

      Usted me pregunta si no queda más remedio que aplicar los actuales mecanismos de mercado. Es inevitable aplicar algunos. Creo que hay que ser muy cuidadosos al hacerlo, y que también hay que aplicar medidas políticas que potencien el poder de la gente para enfrentar los efectos de tales mecanismos de mercado. Hay leyes económicas que son objetivas y funcionan querámoslo o no. La moneda cubana -por poner un ejemplo- siempre tendrá un equivalente en otras monedas, de la misma manera que la fuerza de gravedad siempre atraerá a la gente hacia el centro de la tierra.

      Los riesgos que usted señala son todos reales, y si no hacemos las cosas bien uno de los peligros es la restauración del capitalismo. Sólo una población motivada, participando y empoderada puede servir de contrapeso al capital.

      1. Gracias por su respuesta.
        Tengo que hacerle algún comentario:
        “El crecimiento económico probablemente no ha estado a la altura de las expectativas, y cuando se ha reportado un crecimiento notable la gente no siente las repercusiones que espera de él.” Dice usted Sr René, pero es que esto sucede en todo el mundo: ¿quién ha dicho qué crecimiento económico en el capitalismo significan el 90% de los casos prosperidad para la gente de a pie?. Mucho cuidado con ello, porque de lo contrario creo que no conoce el capitalismo, y eso Sr René es peligroso, si es que desea usted construir una sociedad alternativa al sistema burgués; si es ingenuo, un impostor, o simplemente simula da lo mismo, pero el capitalismo es el que es.
        Continua diciendo usted Sr René “Esto no niega que en algún momento se haga una evaluación de lo que se ha hecho y se vuelva a pedir la opinión del pueblo. A mí me parece razonable. Tal vez el congreso del Partido sea el marco apropiado para convocar a ello.”Le digo que consultar al pueblo es de demócrata, en ningún lugar se hace, y cuando se hace (cuando los poderes dueños del mundo lo hacen) es porque van a ganar (aunque está claro que se equivocan a veces, la sociedad no es una máquina). Creo que incluso tipo referéndum, del que solo el venezolano Chávez presumió en la izquierda de hacerlo en los últimos tiempos. Y en cuanto al Congreso del Partido Comunista que sea el que decida comentarle que usted sabe mejor que yo, que salvo algún díscolo que surja (no previsto, sin dudas) las resoluciones del Congreso ya están tomadas, firmadas, pensadas y no tendrán variación. No digo que su partido Comunista no sea democrático, sino que en este mundo se funciona así, en todas partes, y salvo las formas todo es igual. Lea por favor lo publicado sobre la última sesión del parlamento cubano y verá que si un diputado no lanza su preocupación (que en realidad es de la mayoría de la ciudadanía) por los precios altos, no se habla de ello, y no se hubieran dado todas las reuniones que se han dado en Cuba en todas partes para atajar el problema de los precios, que dicho sea de paso, yo no le veo solución, porque han escogido un modelo de desarrollo que no propicia eso. No creo que sean tan ingenuos de no verlo.
        Termina usted diciendo Sr René: “Los riesgos que usted señala son todos reales, y si no hacemos las cosas bien uno de los peligros es la restauración del capitalismo. Sólo una población motivada, participando y empoderada puede servir de contrapeso al capital.” Pues creo que modestamente: ni están haciendo las cosas bien, le digo en una dirección socialista, solidaria, y la población (excepto los favorecidos) ni están motivados, ni sienten que esas son las medidas que les favorecen, por eso no van a participar entusiastamente, y están muy lejos de darle poder a la población; y ¡para hacerle frente al capital!, yo creo que eso es mucha ingenuidad, porque si crean al capital con esas medidas, capital y capitalistas que no habían, ¿cree usted que van hacerle frente?, o usted cree que con el capital y una burguesía nacional se crea otro tipo de sociedad, una sociedad que libere al ser humano de la explotación de otros seres humanos.
        Le ratifico las gracias por mantener abierto este espacio de comunicación.

        1. No creo haber escrito nunca que en capitalismo el crecimiento económico se traduzca en prosperidad para la gente de a pie. No entiendo el origen de su descarga al respecto. Le voy a dejar pasar las referencias a la ingenuidad, la impostura o la simulación. Prefiero que mi vida responda a ellas.

          En fin, estamos hablando de Cuba y de construir el socialismo. Es nuestro propósito manifiesto que cualquier crecimiento económico se refleje en la sociedad en su conjunto, y beneficie a quienes viven de su trabajo. Eso entre otras cosas, nos debe de diferenciar del capitalismo. No hemos logrado que suceda en la medida en que queremos y la gente lo manifiesta. Tenemos que crecer, y hacer que ese crecimiento se sienta en todos los sectores del país.

          La consulta que se hizo al pueblo para redactar los lineamientos fue real, igual que la que se hizo para escribir la constitución. Desde luego, todas esas consultas parten de un texto base, generalmente redactado por una comisión que organiza el Partido, pero no se puede ignorar, cuando a ese texto se le hacen cientos de modificaciones tras ese proceso de consultas, que la gente ha participado en el resultado final. Dicho sea de paso, en la Asamblea si se discutió sobre los altos precios, más allá de lo mucho que le falta a nuestra Asamblea para ser el foro democrático que necesita la sociedad cubana.

          Usted afirma que no estamos haciendo las cosas bien. Yo digo que eso lo dirán los tiempos que vienen, pues es ahora que en la sociedad cubana se manifestará con toda su fuerza la contradicción entre los intereses del capital y las necesidades de los seres humanos. Es fácil verlo todo negro o todo blanco. Ni lo estamos haciendo todo mal, ni todo lo bien que podemos. Al menos así lo veo. De nuestra capacidad de empoderar a la gente de a pie dependerá que seamos capaces de asimilar con éxito los procesos de introducción del capital en Cuba. Si no lo hacemos, pues nada: Se cumpliría la advertencia de Fidel de que somos nosotros quienes podemos enterrar a la Revolución. Así de sencillo.

          No se puede construir el socialismo sin producir, y para producir hacen falta inversiones, y para invertir hay que atraer capitales. No podemos atrincherarnos solo en nuestros valores si no somos productivos y brindamos una vida digna a la gente, pues estaríamos predicando a una población depauperada para que se alimentara solo de valores. Inevitablemente el proceso de atracción de capitales traerá tensiones entre nuestros propósitos de construir una sociedad lo más justa posible y las presiones de ese capital para crecer, que necesariamente incluyen el propiciar el surgimiento de una clase burguesa en Cuba y alimentar las desigualdades sociales. Será una lucha difícil, pero no podemos permitir que tal clase se entronice en la sociedad cubana, y sobre todo que no asalte el poder político a partir del poder económico, que es el propósito manifiesto de las nuevas políticas imperialistas. Tendremos que balancear nuestras necesidades de inyectar capital a la economía cubana con el compromiso de construir una sociedad a favor de los que viven de su trabajo.

          Los resultados de todo ese proceso no están escritos en piedra y están por verse.

          1. Sr René
            Le pido perdón, porque no quise NUNCA decir que usted era un impostor, un simulador o un ingenuo. He leído nuevamente lo que yo le había escrito, y ciertamente da entender eso, le pido perdón nuevamente y mis disculpas. Quisiera seguir participando en el Blog, no me vaya a expulsar por eso. Mi perdón nuevamente.
            Escribí eso sobre la base de que crecer económicamente en realidad no es sinónimo de bienestar social, no se da en el 90 por ciento de la economía mundial, y no creo que Cuba sea la excepción. En este mundo quien no crezca sucumbe, son las reglas dentro de la división internacional del trabajo capitalista, dentro de las que Cuba quiera o no se desenvuelva.
            La apreciación que se tiene es que las transformaciones que tiene lugar hoy en Cuba benefician a la naciente clase burguesa.
            En el extranjero ya la prensa internacional no tiene a Cuba como el faro que guía a los pobres del mundo; bueno por los pobres del mundo ya habla poca gente (es de resaltar que en su Blog se hayan alojado unos cuantos anti-sistemas, y que usted no los haya expulsado del mismo también digno, pero ya el mundo esta carente de brújulas).
            Los medios cubanos hablan de malestar entre la gente, porque no les da para comer lo que ganan.
            Ahora mismo he leído que abrirán una fábrica de tractores en la Isla: ¿cuánto le pagarán a los que trabajarán en ella?, ¿ganarán el mismo salario que su similares en EE UU?. Si los sindicatos cubanos aceptan eso es una desgracia. ¿será otra de las tantas fábricas que se deslocalizan en el mundo?.
            Y le sugiero algo cuando vaya por la calle y hablé con población: Pregunte por las transformaciones en curso a jubilados, estudiantes, maestros, obreros simples y por otra parte pregunte por ellas al dueño de un taxi privado, a un poseedor de 10, 30 o 40 hectáreas de tierra que produce para el mercado, al dueño de restaurante privado e.t.c.
            ¿Y por favor nos dice de ellos quien esta a favor a favor de las actuales transformaciones? Y después extraiga usted las conclusiones. ¿a quiénes beneficia? Quienes quieren, exigen y piden más liberalización económica: los primeros que le mencioné o los últimos.
            ¿Pero, para quien y para qué se construye el socialismo?.
            Mis reflexiones con mucho respeto. Y le reitero mi perdón por la ofensa que pudo sentir en anterior comentario.
            Gracias una vez más por tener abierto un canal de comunicación como este.

          2. Coincido en que crecer no es sinónimo de bienestar social. Se puede crecer con desigualdad e injusticia sin que se materialicen nuestros propósitos de construir una sociedad justa. De ahí nuestra disposición a que el estado y sus políticas se dirijan a lograr una sociedad que limite la acumulación de riquezas en manos individuales.

            Me parece lógica la preocupación de quienes temen que las transformaciones que aplicamos beneficien a la naciente clase burguesa. Es una preocupación que parte de una generalización, basada en el hecho real de que en lo inmediato han sido más favorecidas relaciones de mercado, pero aunque elementos muy minoritarios de la población puedan haberse beneficiado hasta el punto de moverse a un estrato que pudiera considerarse burgués, hay que mirar a estas medidas en su justo alcance y a plazos mayores. Han sido beneficiados también miles de cubanos que simplemente viven de su trabajo, y que nunca alcanzarán por este concepto a hacerse burgueses. Por otra parte, la reducción de las plantillas estatales tiene un papel estratégico que jugar en el balance financiero a mediano y largo plazos, como elemento que contribuya a sanear las finanzas internas y proteger el valor de la moneda cubana una vez que se elimine la dualidad –o multiplicidad- cambiaria.

            Hay que entender que el nudo gordiano de nuestra economía tenía que comenzar a desatarse por algún lugar, y desde el punto de vista del impacto no quedó más remedio que hacerlo por donde se hizo. Era lo más fácil, lo más expedito, con resultados inmediatos cuya acumulación en el tiempo producirá un impacto mayor cuando se apliquen las medidas que vienen.

            Es también real que muchas personas han sido afectadas por la disminución de su poder adquisitivo. Nuestra prensa hace bien en recoger esos problemas, que no podemos ignorar. Aunque usted lo dude yo converso con personas así todos los días, y me hablan de sus problemas sin pelos en la lengua. Como se ha dicho hay que seguir actuando sin pausa, pues no podemos esperar a las calendas griegas para que quienes hoy llevan la peor parte comiencen a sentir los beneficios de lo que se está haciendo.

            En cuanto a la prensa internacional no debería de preocuparnos mucho. Ellos van a defender a los mismos intereses que les pagan como siempre, y nunca les ha interesado mucho si Cuba es o no el faro de los pobres. Su papel ahora es el de vender el cambio de táctica de esos mismos intereses, de la misma manera que ayer vendían la pertinencia del bloqueo, el aislamiento y las políticas agresivas hacia Cuba como la forma de contener al diablo rojo. Lo importante es que no seamos nosotros los que olvidemos lo que representamos para los pobres, los de Cuba y los de fuera.

            Yo no creo que el salario de un cubano incorporado a la inversión extranjera vaya a ser nunca el de un norteamericano. Asumo que se encuentre a medio camino entre este y el de un cubano promedio, y que el estado invierta una buena parte de la plusvalía en seguir aplicando las políticas sociales que permitan resolver los problemas acumulados, y en propiciar una distribución justa de la riqueza que construimos entre todos. No está entre nuestros principios el propiciar una aristocracia obrera, sembrando desigualdad e injusticia en Cuba.

  16. Que mal me caen los teoricos 😀

    Los teoricos socialistas siguen queriendo obviar que se trata de una sociedad de humanos y no de automatones.

    Siguen hablando de El Estado como si fuera algo sobre natural manejado por Dios, cuando el estado es solamente tan perfecto como imperfectos son los que lo conforman (lease funcionarios acomodados).

    La unica solucion posible para hacer un socialismo creible es limitar el poder de los funcionarios del estado. Es verdad que a los delegados del poder popular se les brindan pocos beneficios y cada uno sigue ganando el mismo sueldo acorde a su profesion original, pero la gente que tiene el poder de verdad (lease el partido y el ejercito) llevan 60 anyos sin saber lo que es viajar en transporte urbano o hacer colas, etc, etc, etc y esos son los que siguen queriendo promulgar y eternizar la teoria socialista, para “el bien del pueblo”.

    Justificaciones hay muchas de porque ningun esquema socialista ha funcionado PARA LA POBLACION.
    Me diran que la propaganda de la Voz de la Americas fue tan fuerte en europa que los rusos decidieron darle el “dosvidanya” a su socialismo (o los teoricos socialistas nos querran hacer creer, que fue solo un acto del todo poderoso Gorbachov … nos gusta mucho el caudillismo)

    Nada, que parece que me levante con el pie izquierdo hoy.

    Feliz dia de las Madres para todas las madres y todas las madres de los hijos de los 5!!!!!!!!!!

    1. Saludos amigo. Hace rato no entrabas.

      Coincido contigo en que socialismo es precisamente eso: socialización del poder. De eso depende que tengamos éxito en construirlo.

      Lo de Rusia es interesante y curioso. Ahora resulta que el tipo más popular allí es ni más ni menos que Stalin. De Gorbachov o Yeltsin no quieren saber. Claro, veo mucho de reacciones emocionales en todo esto.

      Yo, tal vez por no ser un teórico, no me creo que haya sido un acto unipersonal de Gorbachov lo que acabó con el socialismo allí. Fueron errores graves del Partido, que terminó por alejarse de la gente y caer en manos de la contrarrevolución, que se aprovechó de la mala política de promoción de cuadros.

      Tampoco los rusos dijeron “dosvidanya”. De hecho habían votado por mantener la Unión Soviética en un 75%. Fueron traicionados por un Partido que dejó de representarlos.

      La visita a Rusia fue muy interesante. Mucho cariño hacia los cubanos, muchos jóvenes celebrando la fecha del 9 de mayo, y un espíritu en que algo de la experiencia soviética queda en la gente.

Este blog persigue fundamentalmente un intercambio civilizado y respetuoso alrededor del caso de Los Cinco, que aspira a ampliar la divulgación del mismo y de su contexto. Se aceptan todas las opiniones siempre que se manifiesten en forma respetuosa, se adhieran al tema del post, y eviten los ataques personales.